¡De la huerta a la mesa: purrusalda!

Ya hacía tiempo que no escribía… pero es que estamos contando las semanas que quedan para nuestra boda y el poco tiempo libre que tengo lo dedico a preparar cositas y soñar. ¡Me encantan las bodas!.

El fin de semana pasado estuvimos en Talavera. Mi madre ha puesto una huerta y fuimos a verla. Tomates, cebollas, puerros, melones, pimientos verdes, habas… ya esta recolectando todo tipo de verduras y hortalizas. Y todo ecológico. ¡¡Cuánto trabajo invertido!!.
¡A la rica cebolla!
«Iván, ¿y si me hago un ramo de novia con estas?»
En un periquete nos preparó una gran caja de verdura para comer una semana. Ya hemos gastado casi todo. Delicioso…
Nos puso verdura para un regimiento…
Los melones exquisitos, los tomates y pimientos para gazpacho… pero ¿que hacer con los puerros?. Crudos no se nos ocurrió como comerlos, pero había una receta que nos prepararon el pasado invierno que nos gustó. Muy sencilla y rica. Es del tipo de recetas cocinadas que nos gustan, con ingredientes naturales, de temporada y poco procesados.
El puerro: protagonista de la receta.
Se trata de la purrusalda. En invierno caliente esta rica, pero también se puede tomar de la nevera ahora.
Purrusalda
Ingredientes:
-5 puerros.
-2 patatas.
-1 litro de agua.
-2 hojas de laurel.
-Aceite de oliva.
-Sal al gusto.
Elaboración:
Limpiamos los puerros y troceamos la parte blanca, en aros está bien. Ponemos una cacerola u olla con aceite, y sofreímos el puerro. Pelamos las patatas y las cortamos en cachelos. Una vez que el puerro se esta empezando a dorar, añadimos la patata. Cubrimos con agua y añadimos las hojas de laurel y la sal.
Nosotros lo hicimos en la olla exprés ultra rápida y tardó 5 minutos en cocinarse. En una cazuela normal tardará unos 25 minutos. Cuando la patata esté hecha apagamos el fuego y corregimos de sal si es necesario.

Nutrición esencial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.