Estamos de vuelta…

Hace más de un mes que no escribo en el blog. Y es que hemos vivido una época de cambios, cambios y más cambios!!. En primer lugar, deciros que hoy justo hace un mes que Iván y yo…¡¡ nos casamos!!!.

Unidad

Ha sido muy especial para nosotros, lo hemos preparado durante muchos meses. Todo ha sido hecho con amor, desde las invitaciones, los regalos para los invitados, hasta el arroz de colores o el photocall.

Al fin el beso…

¡Vivan los novios!

Lo que nos supuso mayor quebradero de cabeza fue el menú. Evidentemente queríamos un banquete vegano para todos. El primer paso: explicar en todos los sitios que es vegetal y que no… Y después, que te hicieran un menú más allá de la ensalada.
Afortunadamente, encontramos una finca maravillosa en El Molar, muy cerca de nuestra casa. Se trata de Normandie Ondarreta, un lugar con mucho encanto y que nos propuso unos menús espectaculares. Para poneros los dientes largos, os diré que nuestro coctail constaba de algunas cositas como: bric de tofu con mermelada de manzana, buñuelos de alcachofa, cucharita de rissoto, croquetitas de boletus, tosta de excalibada, chupito de salmorejo, cucharita de habas… Todo delicioso y súper bien presentado.
Seguimos con un gazpacho de remolacha y crujiente de cebolla, pastel de puerro y trigueros, sorbete de mandarina y seitán en salsa de boletus. Como postre, milhojas de nata y frambuesas. Todo, todito vegano. Nos ofrecieron tantas opciones de platos, que nos costó elaborar el menú. Tanto nosotros como los invitados quedamos encantados.
Si queréis celebrar cualquier evento familiar, ya tenéis un sitio más. Además, quedaron tan contentos con la experiencia, que la responsable del restaurante me comunicó que van a incluir platos veganos en su carta de manera habitual. Poco a poco se hace el camino… En Madrid capital también ofrecen las opciones veganas en su restaurante Pabellón Ondarreta.

Fue nuestro día, acompañados por todos nuestros familiares y amigos, una boda íntima, llena de momentos mágicos. Me sentía como en una nube… Embargada por emociones muy lindas. Reencuentros esperados tras mucho tiempo. Feliz, con el corazón pletórico.

Amelie nos acompañó en el baile
Love is in the air…

Y si fuese poco celebrar nuestra gran boda vegana, jajaja (me recuerda a la peli Mi gran boda griega) …. Al día siguiente salimos rumbo a India.

Hemos estado 3 semanas recorriendo el país. Una vivencia intensa, sorprendente. Te das cuenta de que mucho de lo que te han dicho sobre ella son prejuicios, y que lo que tu creías ya no te sirve… porque la realidad te hace fluir con la vida, te abandonas a India, dejándote llevar hasta lo más esencial de tu Ser. Cambian esquemas y prioridades.

Quiero compartir algunas imágenes que tomamos en nuestro viaje… Me gustan más que las palabras.

India es color, es vida… muerte.
Nacer, renacer. Flores, Ganges. Espiritualidad.
Mariposas, metamorfosis.
                                 Estela Nieto.

                 

Nutrición esencial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.