Días de relax

Volvemos a la rutina tras una escapada a Barcelona. Necesitaba unas mini vacaciones ya. El último mes ha sido movidito, entre los festivales benéficos, talleres, el trabajo, preparativos pre-boda y demás… una tortícolis y dos herpes labiales consecutivos me decían que era momento de desconectar. Y así lo hemos hecho.

Nuestra playa de la Costa Dorada

El fin de semana pasado teníamos planificado el Encuentro Vera Viva, y por falta de personas interesadas lo tuvimos que suspender, ahora pienso que no hay mal que por bien no venga.
Esta escapada ha sido renovadora (física y mentalmente), maravillosa, y hemos tomado fuerzas para continuar el resto del verano. Por cierto, fue llegar a la playa y mi cuello volvió a ser el de siempre, como nuevo.

Han sido 4 días, pero hemos tenido tiempo de dormir, bañarnos, tomar el sol, visitar Barcelona, ver a familiares, hacer turismo gastronómico… Ya os iré contando.

Empezamos Julio felices y renovados tras haber recibido los primeros rayos de Sol veraniego.

Nutrición esencial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.