Cuidado dental natural

La semana pasada fui al dentista. Antes iba en Talavera, por lo que en Madrid no tenía ninguna referencia. Ya que tenía que buscar uno nuevo, me propuse a hacer algo que sentía hace tiempo: buscar una alternativa más natural.

Parto de la base que la mejor forma de mantener la salud de los dientes es un buen cuidado e higiene diarios, y también la alimentación que llevamos. Había oído que a los crudiveganos les salen muchas caries por tomar tanta fruta, con eso de que contiene mucha azúcar… pero a mi me extrañaba, y no había detectado ningún cambio en mi boca.

Busqué y encontré varios odontólogos holísticos en Madrid. Lo primero que quería evitar era que me pusieran amalgamas tradicionales, de las que llevo dos hace años y que reemplazaré lo antes posible. Las amalgamas dentales están hechas a base de mercurio, plata, estaño y cobre. Aunque sea en pequeña cantidad, no me hace gracia llevar mercurio en mi organismo.

Al llegar a mi cita, la dentista me confirmó que tenía una pequeña caries (que ya se comenzaba a apreciar en mi anterior revisión), y que me iba a aplicar un empaste de resina, a base de productos cerámicos e inocuo al organismo. No se nota en absoluto en el diente, ya que se ajusta al color de la pieza. Además, agradecí que me pusiera la mínima cantidad de anestesia.

Los odontólogos holísticos emplean a menudo en sus consultas fitoterapia, kinesiología o terapia cranosacral. El precio es similar a los odontólogos tradicionales, algo más elevado quizás pero no excesivo.

También quería contaros que hace tiempo que preparamos en casa nuestra propia pasta de dientes, y ha pasado la prueba: dientes sanos y boca perfecta. Elaborada con productos naturales y veganos, sin flúor y que limpia con suavidad. Os dejo la receta por si os animáis a hacerla en casa.

Pasta de dientes natural:
– 20 ml de glicerina vegetal.
– 20 ml de agua.
– 5 gotas de aceite esencial, queda bien de menta, hierbabuena, hinojo, salvia o tomillo.
– 20 gr de arcilla blanca, también llamada caolín.
– Una pizca de sal marina.

Elaboración:
Ponemos en un recipiente los ingredientes líquidos: el agua, la glicerina, el aceite esencial y mezclamos. Después, vamos añadiendo la arcilla blanca hasta obtener la textura deseada y la sal. La arcilla debe estar bien molida para evitar que erosione el esmalte dental.
La arcilla blanca o caolín es rica en minerales y es un potente antiinflamatorio, desinfectante natural. Recuerda la importancia de limpiar también tu lengua.

Y tú ¿has ido alguna vez a un odontólogo natural?. Si te animas a hacer la pasta de dientes espero que me cuentes cómo te va.

Nutrición esencial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.