10 consejos para una correcta alimentación en la menopausia

Una mujer menopáusica es una señora estupenda que ronda los 50. Hay muchos mitos destructivos que intentan hacernos creer que se engorda con el aire, que se arruga todo y que la torpeza invade los movimientos, pero es todo mentira. Ni todas tienen sofocos, ni todas se descalcifican, ni todas engordan. La alimentación ayuda a mantener la hidratación de la piel, el peso adecuado, los huesos sólidos y una forma física estupenda.

Es cierto que la menopausia afecta a la forma de engordar. La grasa se acumula en nuevos lugares que no gustan nada, pero se puede adelgazar sin problemas. Esos kilos no se quedan ahí, si una no quiere.

  • Cuando aparece la ansiedad por dulces en la menopausia es indicativo de que necesitas mayor cantidad de hidratos de calidad. Añade una pequeña cantidad de arroz, pan y pasta integrales en todas tus comidas sin miedo a engordar. Añade ejercicio físico, que relaja.¡
  • Pueden empezar a aparecer picos de tensión en mujeres con buena musculatura y facilidad para retener líquidos. Para evitar esto, toma pocos crudos, cocina los alimentos y reduce todo lo que puedas la ración de proteínas, sobre todo, controla el jamón serrano y el queso. Gran vicio menopáusico.
  • En ocasiones, la copa de vino con las comidas afecta a algunas mujeres bloqueándoles la pérdida de peso y dando sensación de hinchazón generalizada aún pesando lo mismo. Déjalo para los fines de semana.
  • Toma isoflavonas de soja si tienes sofocos, funcionan muy bien y no cuesta nada tomarlas.
  • El calcio se puede añadir en más formas que solo lácteos. Algas, brécol, almendras, garbanzos, acelgas, etc. El furor por los lácteos es muchas veces uno de los causantes de la hipertensión, la obesidad y la retención de líquido.
  • El queso que más calcio tiene en el menor trozo posible es el parmesano y el grana padano, dos denominaciones italianas que encuentras fácilmente en el supermercado. Toma una medida equivalente al tamaño de un dedo gordo al día, y estarás añadiendo un buen complemento a tu dieta.
  • Si tienes tendencia familiar a la artritis y la artrosis por parte de tus parientes mujeres, debes saber que durante la menopausia esta tendencia se agrava. Insisto en la reducción de las raciones de proteínas, ya sean de carne, pescado, huevos o lácteos.  Ojo también con abusar de las legumbres. Dos veces por semana será suficiente y siempre estofadas con verduras, sin añadirles proteína animal.
  • Bebe agua en forma de infusiones tipo kukicha o bancha. Mejoran la absorción de calcio y no contienen excitantes.
  • Toma una caja de vitaminas para el pelo y las uñas cada seis meses. Los minerales para los huesos y para el pelo compiten entre si y es interesante hacer aportes frecuentes.
  • Si aparece la depresión por los desajustes hormonales, pide ayuda a tu médico. No esperes a que se te pase sola metida en casa comiendo bombones. Ponte en marcha ya.

Blog Alimerka

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información >

ACEPTAR
Aviso de cookies