Cuidados contra la Celulitis

Posted in Estilo de vidaNCNutrición

La celulitis afecta a más del 90 por ciento de las mujeres y es un problema estético que se suele presentar en la adolescencia. Se caracteriza por formar acúmulos de grasa que empujan contra el tejido conjuntivo que hay bajo la piel. Prevenir y corregir algunos hábitos son las recomendaciones más acertadas para tratar de combatirla.

¿Por qué aparece la celulitis? Puede presentarse por causas genéticas, pero también hay causas vasculares provocadas por el sedentarismo, el uso de ropa ceñida o la deficiente circulación sanguínea. Además, la alimentación y el estilo de vida pueden tener mucho que ver pues son aspectos que intervienen en su avance si no adquirimos unos hábitos concretos. Por último, en la aparición de la celulitis hay factores endocrinos como los cambios hormonales que las mujeres sufren en varias ocasiones.

Hay algunas consideraciones que podemos adoptar en cuanto a alimentación y estilo de vida para tratar de contrarrestarla. Los anticelulíticos deben aplicarse con constancia durante todo el año y hay que combinarlos con ejercicio y una alimentación sana, variada y equilibrada. También podemos incrementar sus efectos mediante la fitoterapia. Hay plantas medicinales que favorecen la circulación, mejoran el drenaje y disminuyen la retención de líquidos además de contar con acción antirradicales libres, muy eficaz contra la oxidación celular. Entre las plantas más utilizadas y recomendadas están la camelina, la cola de caballo o el castaño de indias.

Para prevenir la aparición de la celulitis o combatirla es muy importante seguir horarios de comida regulares y masticar bien los alimentos.

Hay que limitar el consumo de sal ya que favorece la retención de líquidos; también el picoteo entre horas, especialmente de alimentos azucarados. Evitar el sobrepeso es fundamental, no solo por razones estéticas sino porque al aumentar las células adiposas comprimen los vasos sanguíneos encargados de distribuir la sangre con lo que se perjudica la circulación. Se ha de beber entre seis y ocho vasos de agua al día, seguir una dieta rica en fibras, con suficiente presencia de verduras, ensaladas y fruta fresca; consumir alimentos ricos en yodo como la sal yodada, las algas marinas, el pescado y el marisco, el ajo, y depurativos como el apio, los espárragos la cebolla o la piña.

Tampoco es conveniente someternos a situaciones de calor excesivo, debemos evitar como largas exposiciones al sol intenso y bajo temperaturas altas; saunas; o baños y duchas muy calientes. Por último, las malas posturas de la columna vertebral desplazan el centro de gravedad del cuerpo hacia delante y se tiende a contraer los músculos de las pantorrillas, dificultando la circulación de retorno y agravando la celulitis de los muslos y glúteos. Por esta razón es muy importante evitar pasar muchas horas en la silla, de pie o con las piernas cruzadas. Si desempeñamos un trabajo sedentario hay que procurar levantarse y estirarse cada cierto tiempo, al menos una vez cada hora.

Para escoger nuestra rutina de ejercicios, las disciplinas aeróbicas como nadar, patinar, correr o montar en bicicleta son las que más resultados obtienen contra la celulitis pues aceleran el metabolismo, mejoran el tono muscular y, sobre todo, activan la circulación sanguínea.

Por último, en cuanto al estilo de vida es importante tratar de seguir algunas recomendaciones como: evitar el estrés ya que la adrenalina interviene en el metabolismo de las grasas y en la retención de agua; hacer ejercicio con regularidad, pues la vida sedentaria agrava la celulitis; y vigilar que el estreñimiento no se presente con frecuencia ya que favorece la acumulación de sustancias de desecho. También hemos de fomentar el uso de prendas de vestir holgadas antes que las ajustadas y procurar que los elásticos de medias y calcetines no restrinjan la adecuada circulación sanguínea.

Fuente: Nestlé, Estar bien y Sentirse bien.

Blog nutrición center

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.