Cuida tu alimentación después del verano para mejorar la psoriasis

Cuida tu alimentación después del verano para mejorar la psoriasis

Psoriasis

Es sabido que durante el verano muchas personas que tienen psoriasis mejoran notablemente la situación de su piel. Eso sí, también debemos ser conscientes de que es necesaria una buena protección solar y, al mismo tiempo, consultar al dermatólogo, ya que para algunas personas con psoriasis la exposición al sol puede provocarles el efecto contrario.

En cualquier caso, generalmente el sol, los baños en el mar y el menor nivel de estrés, entre otros factores, hacen que la psoriasis se reduzca durante los meses de verano. A pesar de esto, también es importante tener en cuenta que durante el verano comemos peor, por lo que intentar mantener una buena alimentación durante estos meses también contribuirá a mejorar.

Y de esto es de lo que queremos hablar hoy precisamente, de la relación entre la psoriasis y la alimentación. Si tienes psoriasis y durante el verano has descuidado tu alimentación, es importante que conozcas cómo mejorar tu dieta, qué alimentos son beneficiosos para la psoriasis y cuáles no lo son tanto.

¿Dieta para la psoriasis?

En principio, ningún médico va a poner un régimen de alimentos prohibidos o una dieta estricta a un paciente de psoriasis. Se limitará a aconsejarle que mantenga hábitos saludables como los de no fumar, no beber y evitar en lo posible las grasas saturadas. Hasta aquí, todo normal, ya que son recomendaciones que se hacen a todo el mundo. Sin embargo, no hay que olvidar que la psoriasis tiene un componente genético, pero también tiene un desencadenante ambiental por ahora desconocido.

Sabemos, por tanto, que hay algo ajeno a nosotros que desencadena la psoriasis y que esto responde a un proceso inflamatorio. Sabemos, también, que lo que comemos influye en las órdenes de nuestro cuerpo respecto a la activación o supresión de moléculas inflamatorias o antiinflamatorias. Con estos datos, es obvio pensar que los alimentos que favorecen la inflamación no serán recomendados y, por su parte, los alimentos que tengan efectos antiinflamatorios serán considerados como buenos para las personas que tienen psoriasis.

Alimentos inflamatorios y antiinflamatorios

Los alimentos inflamatorios son los que deberían ser evitados en la medida de lo posible por las personas que tienen psoriasis. No es necesario privarse de ellos totalmente, pero sí ser moderados en su ingesta, pues favorecen en general la inflamación y, por tanto, agravan los síntomas. Dentro de esta categoría se encuentran la carne roja, la cual se debe evitar siempre tomar a la brasa, y los productos cárnicos elaborados como salchichas o patés.

También es preferible evitar la leche: sus proteínas generan en muchas personas reacciones alérgicas y cuando se tiene psoriasis es preferible alterar lo menos posible el sistema inmunológico. El café y la yema de huevo favorecen también los procesos inflamatorios, por lo que también es recomendable que se eviten estos alimentos. El maíz y el gluten, presente en el trigo, la cebada, la avena y el centeno, deben evitarse en lo posible por la misma razón.

Por supuesto, también contamos con los productos que todo el mundo debe evitar con el fin de mantener una alimentación completamente sana como el alcohol, el azúcar, la comida basura, la repostería industrial…

¿Y cuáles son los buenos? Muchos más que los malos. Las verduras y hortalizas son todas estupendas para la piel, tanto si se tiene psoriasis como si no, y sus nutrientes fortalecen el sistema inmune. Carnes como el pollo o el pavo (sin piel) o pescados como el atún disminuyen la producción de proteínas inflamatorias. La fruta ha de tomarse fresca y, en cuanto a los cítricos, lo mejor es probar cómo sientan al organismo, pues algunas personas con psoriasis se quejan de que empeoran sus síntomas.

Es importante que los alimentos sean ecológicos y, en el caso de los pescados, libres de mercurio.

 

Sin Comentarios

Deja tu comentario